Despierta media mareada le dolia la cabeza no se acordaba de nada ni que fue lo que hizo, despertó adolorida y tenia un olor raro un olor a podrido así que se sienta mirando medio borroso se resfriega los ojos para poder ver bien cuándo lo hace se veía en una mansión abandonada eso le parecio raro pero más raro era verse llena de sangre se levanta del colchón mirando a su alrededor una risa malevola retumbo la habitación fría de esa mansión.—Despertó la princesita de las tinieblas….— decía esa voz que daba escalofrios, esa voz de ultratumba de una mujer que doutzen conocía bastante bien.—¿a caso me has olvidado?— decía esa voz conocida por doutzen, ella sonrié sentandose en una silla vieja.—Oh… como olvidarme de la bruja que estuvo dentro mío ¿porqué mejor noa apareces?, ¡vamos! Quiero ver ese rostro tan hermoso que tienes que se me ha olvidado así que aparece y cuentame que es lo que paso he hice y obligaste a que hiciera porque no recuerdo nada así que da la cara de una buena vez bruja maldita…— se cruza de brazos esperando a que ella apareciera, la bruja empieza a reír y sus risas se escuchaban haciendo ecos en esa mansión y aparece desde la oscuridad en frente de doutzen.—¿Así esta mejor? Y apestas a muerto o mejor dicho muertos…— empieza nuevamente a reír, doutzen levanta una ceja mirandola con cara de pocos amigos.—¿cambio de cuerpo? Me gusta y bueno ahora dime que es lo qué paso y porque estoy así— la bruja Meva sonrié nada más sentandose al frente de ella fumandose un puro tirando el humo como chimenea.—Digamos que use tu precioso cuerpo para matar a ciertas personas molestosas.— sigue fumandose su puro tirando el humo hacia el lado luego se levanta para ir a prender las otras velas.—¿Que personas? Y ¿como supiste en dondé estaba? Que idiota soy al preguntarte como diste conmigo si en realidad fuiste parte de mi….— sonrié para luego hacer una mueca camina de un lado a otro, meva sonrié mirandola había prendido ya todas las velas.— Personas odiosas princesita, digamos que querian lastimarte….— dijo recordando lo que le iban hacer a doutzen.—Y si fui parte tuya, es bueno saber que no lo olvidas y bien, mejor anda a bañarte porque hueles a muerto así que anda a darte un baño sabes el camino y te deje ropa limpia y una toalla ya hablaremos con más calma y el porque he aparecido.— Le sonrié a su princesita de las tinieblas que la estimaba por muy malvada que fuera pero entre malvadas se entendian ¿no?.


Doutzen se muerde el labio y camina hacía el baño llevandose una vela, hacía frío en ese lugar así que doutzen camino un poco más rapido llegando al baño, deja la vela encima de una mesita que había para cerrar la puerta y luego da la llave para llenar la tina, mientras esperaba que se llenara la tina, se va a mirar en el espejo, tenia un rasguño en su rostro que para su buena suerte se iba a sanar y no iba a quedar marcas, suspira pasandose las manos en su rostro, estaba cansada, tenia sueño y tenia hambre. Camina llegando a la ducha y da el agua esperando a que saliera caliente pero no así que se saca la ropa rapidamente dejandola en el piso y se mete a la fría agua para limpiarse. Meva estaba mirandose en el espejo sin duda le gustaba ese nuevo cuerpo de esa pobre muchacha drogadicta aúnque sólo por poco iba a estar en ella y si ¿Quien era meva?. Ella estuvo en el cuerpo de doutzen hablandole desde ahí, ayudandola y ser su amiga más fiel, por eso fue parte de doutzen y por eso tenian ese contacto con la mente y cuándo doutzen estaba en peligros ella aparecia para ayudarla. Meva se salió del cuerpo de doutzen cuándo ella quedo en coma, meva lo hizo para salvarla y así pudiera ser independiente de ella. Y aparecio en el momento justo, doutzen iba a ser sacrificada y abusada por cuatro asquerosos tipos que se habían encaprichado con ella y meva salió a salvar a la princesita de las tinieblas y porque se había enterado de lo que iba a pasar con doutzen y queria ayudarla a pesar de que ella se opusiera porque a doutzen no le gustaba que le ayudaran.

Doutzen se había dado el baño de su vida con agua fría sale secandose con la toalla ya que ahí estaba la ropa que meva le dejo, doutzen sonrié y se pone la ropa interior negra y luego una polera con tirantes apegada a su cuerpo y unos jeans negros sin duda meva sabía sus gustos y como no si vivio en ella por mucho tiempo. Doutzen agarra la ropa que había usado con una manta vieja que encontro ahí y sale del baño con la ropa en su mano izquierda y la derecha con la vela. Llega hacía meva dejando la vela en su lugar y tira la ropa al fuego que había ahí.—Debe quemarse.— dijo viendo como la ropa se quemaba, meva sonrié poniendose a su lado pasandole su chaqueta de cuero.—Unos tipos querian sacrificarte no sin antes de abusar de tí, tu estabas gritando y llorando por primera vez en tu maldita vida, lo senti, lo escuche y apareci metiendome en tí para que pudieras safarte de esos, los matamos a cada uno haciendolos como carne molida…..— estira sus manos al fuego para calentarse, doutzen arruga su entrecejo pasando su manos en su cabello humedo, se pone su chaqueta de cuero.— Se me había olvidado que apareces cuándo me pasan peligros más fuertes, y la verdad que me da gusto que aparecieras para ayudarme acabar con cerdos como esos, asi que gracias meva —Sonrié mirandola, meva sonrié también, era bueno verla.—También apareci porque me entere de lo que pasara, supe lo de tus padres, de devon y de esa tal behati, sólo te puedo decir que te cuides yo sé que no te pasara nada, sacate de la mente que vas a morir por manos de behati o de devon.—

Un silencio aparecio, doutzen observaba el fuego pensando en lo que le acababa de decir meva ya a estas alturas le daba igual si morir o no en manos de esos pero si iba a morir bueno seria enfrentandolos sin importarle nada o… si su hermana.—después de tanto tiempo apareces justo ahora, cuándo me pasaron cosas malas tú no estabas, pero al menos sentiste lo que pase hace mucho, es todo tan raro pero bueno ya estas acá y sobre behati no gracias dimitri me va a ayudar, si quieres con devon recuerda que a las dos nos lastimo….—La mira haciendo una mueca con su boca, meva asiente con su cabeza.—Así es, sin duda hemos pasado muchas cosas juntas antes, ahora por separado y yo ahora en un cuerpo de una chica drogadicta que sera por poco y tú sigues siendo la misma bitch me alegro saber que no has cambiado para nada.— Tose un poco tapandose la boca, doutzen la mira y se sienta al frente de ella cruzandose de brazos—ese lado me encanta sin duda me encanta— le guiña un ojo a meva quien sabia todo de ella como ella de meva, se sentia tan bien estando con ella y era bastante raro porque doutzen no es amigable dependiendo de que persona pero meva era su otro lado versión bruja.— Y no cambies nunca princesita de las tinieblas y sé que te gusta mi nuevo cuerpo aunque sea de una drogadicta pero en fin será por poco tiempo.— le sonrié guiñandole un ojo, doutzen hace una mueca con su boca y se levanta de la silla, debía irse.


—Es hora de irme meva, en verdad ha sido un gusto volver a verte y gracias por ayudarme he estado un poco debíl en estos últimos tiempos y quizás hubiera muerto en manos de esos malditos—traga saliva y se le vienen algunas imagenes de lo sucedido podía sentir los ritos que ellos estaban haciendo cómo las tocaciones a ella y claro sintío el cuchillo en su estomago que al recordar eso se levanta su ropa para ver la herida, pero no había nada, meva le baja la polera y le toma mano. —No agradescas a tí será la única persona que salvare fuiste y sobre tu herida digamos que hice magia.— Abre sus ojos y sonrié a lo que doutzen también sonrié — mmm, si es así entonces ¿me podrías regalar de esas gotitas? Sabes de que te hablo….— meva saca un frasco pequeño y se le regala — sabía que me lo ibas a pedir princesita y bueno, siempre estare acá ojalas vengas a visitarme y por cierto preparate porqué esta bastante cerca devon — ella se guarda el frasco que le regalo meva en el bolsillo de su chaqueta y sonrié — que venga, lo estare esperando y cuidate bruja de las tinieblas y por cierto se me fue decirte me gusta ese piercing se ve bastante sexy….— sonrié y la abraza no era de abrazar pero meva fue parte de ella y debía darle ese abrazo.— mira tú… sabía que lo dirias, nos vemos luego acá siempre estare— sonrié y se sueltan, doutzen le da la espalda y empieza a caminar perdiendose de vista, meva se quedó ahí mirandola y se entra sabía que nuevamente se volverian a ver, quien sabe si meva tendría un nuevo cuerpo.

Despierta media mareada le dolia la cabeza no se acordaba de nada ni que fue lo que hizo, despertó adolorida y tenia un olor raro un olor a podrido así que se sienta mirando medio borroso se resfriega los ojos para poder ver bien cuándo lo hace se veía en una mansión abandonada eso le parecio raro pero más raro era verse llena de sangre se levanta del colchón mirando a su alrededor una risa malevola retumbo la habitación fría de esa mansión.—Despertó la princesita de las tinieblas….— decía esa voz que daba escalofrios, esa voz de ultratumba de una mujer que doutzen conocía bastante bien.—¿a caso me has olvidado?— decía esa voz conocida por doutzen, ella sonrié sentandose en una silla vieja.—Oh… como olvidarme de la bruja que estuvo dentro mío ¿porqué mejor noa apareces?, ¡vamos! Quiero ver ese rostro tan hermoso que tienes que se me ha olvidado así que aparece y cuentame que es lo que paso he hice y obligaste a que hiciera porque no recuerdo nada así que da la cara de una buena vez bruja maldita…— se cruza de brazos esperando a que ella apareciera, la bruja empieza a reír y sus risas se escuchaban haciendo ecos en esa mansión y aparece desde la oscuridad en frente de doutzen.—¿Así esta mejor? Y apestas a muerto o mejor dicho muertos…— empieza nuevamente a reír, doutzen levanta una ceja mirandola con cara de pocos amigos.—¿cambio de cuerpo? Me gusta y bueno ahora dime que es lo qué paso y porque estoy así— la bruja Meva sonrié nada más sentandose al frente de ella fumandose un puro tirando el humo como chimenea.—Digamos que use tu precioso cuerpo para matar a ciertas personas molestosas.— sigue fumandose su puro tirando el humo hacia el lado luego se levanta para ir a prender las otras velas.—¿Que personas? Y ¿como supiste en dondé estaba? Que idiota soy al preguntarte como diste conmigo si en realidad fuiste parte de mi….— sonrié para luego hacer una mueca camina de un lado a otro, meva sonrié mirandola había prendido ya todas las velas.— Personas odiosas princesita, digamos que querian lastimarte….— dijo recordando lo que le iban hacer a doutzen.—Y si fui parte tuya, es bueno saber que no lo olvidas y bien, mejor anda a bañarte porque hueles a muerto así que anda a darte un baño sabes el camino y te deje ropa limpia y una toalla ya hablaremos con más calma y el porque he aparecido.— Le sonrié a su princesita de las tinieblas que la estimaba por muy malvada que fuera pero entre malvadas se entendian ¿no?.

Doutzen se muerde el labio y camina hacía el baño llevandose una vela, hacía frío en ese lugar así que doutzen camino un poco más rapido llegando al baño, deja la vela encima de una mesita que había para cerrar la puerta y luego da la llave para llenar la tina, mientras esperaba que se llenara la tina, se va a mirar en el espejo, tenia un rasguño en su rostro que para su buena suerte se iba a sanar y no iba a quedar marcas, suspira pasandose las manos en su rostro, estaba cansada, tenia sueño y tenia hambre. Camina llegando a la ducha y da el agua esperando a que saliera caliente pero no así que se saca la ropa rapidamente dejandola en el piso y se mete a la fría agua para limpiarse. Meva estaba mirandose en el espejo sin duda le gustaba ese nuevo cuerpo de esa pobre muchacha drogadicta aúnque sólo por poco iba a estar en ella y si ¿Quien era meva?. Ella estuvo en el cuerpo de doutzen hablandole desde ahí, ayudandola y ser su amiga más fiel, por eso fue parte de doutzen y por eso tenian ese contacto con la mente y cuándo doutzen estaba en peligros ella aparecia para ayudarla. Meva se salió del cuerpo de doutzen cuándo ella quedo en coma, meva lo hizo para salvarla y así pudiera ser independiente de ella. Y aparecio en el momento justo, doutzen iba a ser sacrificada y abusada por cuatro asquerosos tipos que se habían encaprichado con ella y meva salió a salvar a la princesita de las tinieblas y porque se había enterado de lo que iba a pasar con doutzen y queria ayudarla a pesar de que ella se opusiera porque a doutzen no le gustaba que le ayudaran.

Doutzen se había dado el baño de su vida con agua fría sale secandose con la toalla ya que ahí estaba la ropa que meva le dejo, doutzen sonrié y se pone la ropa interior negra y luego una polera con tirantes apegada a su cuerpo y unos jeans negros sin duda meva sabía sus gustos y como no si vivio en ella por mucho tiempo. Doutzen agarra la ropa que había usado con una manta vieja que encontro ahí y sale del baño con la ropa en su mano izquierda y la derecha con la vela. Llega hacía meva dejando la vela en su lugar y tira la ropa al fuego que había ahí.—Debe quemarse.— dijo viendo como la ropa se quemaba, meva sonrié poniendose a su lado pasandole su chaqueta de cuero.—Unos tipos querian sacrificarte no sin antes de abusar de tí, tu estabas gritando y llorando por primera vez en tu maldita vida, lo senti, lo escuche y apareci metiendome en tí para que pudieras safarte de esos, los matamos a cada uno haciendolos como carne molida…..— estira sus manos al fuego para calentarse, doutzen arruga su entrecejo pasando su manos en su cabello humedo, se pone su chaqueta de cuero.— Se me había olvidado que apareces cuándo me pasan peligros más fuertes, y la verdad que me da gusto que aparecieras para ayudarme acabar con cerdos como esos, asi que gracias meva —Sonrié mirandola, meva sonrié también, era bueno verla.—También apareci porque me entere de lo que pasara, supe lo de tus padres, de devon y de esa tal behati, sólo te puedo decir que te cuides yo sé que no te pasara nada, sacate de la mente que vas a morir por manos de behati o de devon.—

Un silencio aparecio, doutzen observaba el fuego pensando en lo que le acababa de decir meva ya a estas alturas le daba igual si morir o no en manos de esos pero si iba a morir bueno seria enfrentandolos sin importarle nada o… si su hermana.—después de tanto tiempo apareces justo ahora, cuándo me pasaron cosas malas tú no estabas, pero al menos sentiste lo que pase hace mucho, es todo tan raro pero bueno ya estas acá y sobre behati no gracias dimitri me va a ayudar, si quieres con devon recuerda que a las dos nos lastimo….—La mira haciendo una mueca con su boca, meva asiente con su cabeza.—Así es, sin duda hemos pasado muchas cosas juntas antes, ahora por separado y yo ahora en un cuerpo de una chica drogadicta que sera por poco y tú sigues siendo la misma bitch me alegro saber que no has cambiado para nada.— Tose un poco tapandose la boca, doutzen la mira y se sienta al frente de ella cruzandose de brazos—ese lado me encanta sin duda me encanta— le guiña un ojo a meva quien sabia todo de ella como ella de meva, se sentia tan bien estando con ella y era bastante raro porque doutzen no es amigable dependiendo de que persona pero meva era su otro lado versión bruja.— Y no cambies nunca princesita de las tinieblas y sé que te gusta mi nuevo cuerpo aunque sea de una drogadicta pero en fin será por poco tiempo.— le sonrié guiñandole un ojo, doutzen hace una mueca con su boca y se levanta de la silla, debía irse.

—Es hora de irme meva, en verdad ha sido un gusto volver a verte y gracias por ayudarme he estado un poco debíl en estos últimos tiempos y quizás hubiera muerto en manos de esos malditos—traga saliva y se le vienen algunas imagenes de lo sucedido podía sentir los ritos que ellos estaban haciendo cómo las tocaciones a ella y claro sintío el cuchillo en su estomago que al recordar eso se levanta su ropa para ver la herida, pero no había nada, meva le baja la polera y le toma mano. —No agradescas a tí será la única persona que salvare fuiste y sobre tu herida digamos que hice magia.— Abre sus ojos y sonrié a lo que doutzen también sonrié — mmm, si es así entonces ¿me podrías regalar de esas gotitas? Sabes de que te hablo….— meva saca un frasco pequeño y se le regala — sabía que me lo ibas a pedir princesita y bueno, siempre estare acá ojalas vengas a visitarme y por cierto preparate porqué esta bastante cerca devon — ella se guarda el frasco que le regalo meva en el bolsillo de su chaqueta y sonrié — que venga, lo estare esperando y cuidate bruja de las tinieblas y por cierto se me fue decirte me gusta ese piercing se ve bastante sexy….— sonrié y la abraza no era de abrazar pero meva fue parte de ella y debía darle ese abrazo.— mira tú… sabía que lo dirias, nos vemos luego acá siempre estare— sonrié y se sueltan, doutzen le da la espalda y empieza a caminar perdiendose de vista, meva se quedó ahí mirandola y se entra sabía que nuevamente se volverian a ver, quien sabe si meva tendría un nuevo cuerpo.

  1. mydyingparadise ha dicho: ooc:ozge no quiere a doutzen(?) pero mi persona sí la quiere.
  2. watchingoverme ha publicado esto
theme